TERRORES NOCTURNOS – QUE SON?

 

Pocas cosas nos inquietan tanto como ver a nuestros Angelitos gritar supuestamente “aterrados” en la noche… gritar, moverse como locos, mirarnos sin vernos y no reaccionar ante nuestros intentos de calmarlos. Nos sentimos inútiles y asustados a la vez pues creemos que nuestro bebé está pasando por algo horrible y nosotros no sabemos cómo ayudarlos.

 

A veces atribuimos este comportamiento a “pesadillas” pero existen diferencias bastante importantes entre una pesadilla y los llamados TERRORES NOCTURNOS.

 

Las pesadillas son SUEÑOS. Ocurren durante el estado de sueño ligero también llamado REM y nuestros Angelitos, una vez que despiertan, recuerdan el sueño y siguen con miedo, sobretodo los que son pequeños aún y no diferencian bien que el sueño ya terminó y lo que sea que lo asustaba ya no está. Al despertar de una pesadilla, siguen asustados pues recuerdan lo que sucedió. Su cuerpo, físicamente, no muestra tantos signos de agitación, pero ellos continúan con miedo.

 

Los TERRORES NOCTURNOS NO SON SUEÑOS. Aunque no lo creas, estos ocurren durante estados de sueño muy profundos y no están “soñando”. Son despertares PARCIALES de este estado de sueño muy profundo en donde tu Angelito se mueve violentamente, grita, incluso puede parecer despierto pero no nos reconoce, podría incluso sentarse o correr, los ojos abiertos, corazón palpitando fuerte, sudando profusamente. Podría llorar o gritar, demostrar rabia o miedo o gran confusión, sin embargo, una vez despierto, TODOS ESTOS SINTOMAS desparecen. Por lo general ocurren durante las primeras horas de la noche.

 

Mientras que luego de una pesadilla nuestro pequeño recuerda sentir temor y se siente reconfortado por nuestra presencia, durante un episodio de TERROR NOCTURNO, nuestra presencia ayuda o calma poco o nada a nuestro Angelito, aunque una vez despierto, recupera la calma muy fácilmente y puede continuar durmiendo.

 

Qué hacer para aminorar estos episodios o qué podemos hacer mientras nuestro bebé pasa por un TERROR NOCTURNO, y cómo podemos ayudar a evitarlos?

 

Si tu Angelito está pasando por un TERROR NOCTURNO no hay demasiado que puedas hacer, salvo procurar que esté a salvo y que no se haga daño sin querer, y esperar con mucha paciencia y tranquilidad a que el episodio acabe y se resuelva por si solo. Recuerda que por más horrible que parezca que lo está pasando, ella NO ES CONSCIENTE NI TENDRÁ RECUERDO ALGUNO de esto y que más bien despertarla a la mitad de un episodio puede alterar y confundirla más o incluso aumentar la posibilidad de que vuelva a ocurrir una vez nuestro bebé vuelva a dormir.

 

Por qué ocurren?

 

Existen algunos elementos que pueden contribuir a que los terrores nocturnos ocurran. Por un lado hay un componente hereditario, es decir si alguno de los padres solía tenerlos, esto podría aumentar la posibilidad de que nuestro Angelito también los tenga.

Por otro lado el cansancio juega un rol importante, y a veces con el simple hecho de mejorar los horarios de nuestro bebé y acostarlo más temprano podemos ayudar a eliminarlos.

Hay también la posibilidad de que algún evento importante, de naturaleza tanto positiva como negativa desaten estas ocurrencias. Podría ser una mudanza, el nacimiento de un hermanito, la muerte de algún familiar, etc.

 

También podría ser, si es que esto ocurre muy seguido, de que nuestro Angelito tenga algún desorden de sueño que no le permita mantenerse en sueño profundo y pase muy súbitamente a sueño ligero y en esta transición empieza el terror nocturno. Es decir que el terror nocturno en si no es el problema, el problema real (por ejemplo apnea de sueño, asma nocturno, restless leg síndrome) es otro y desencadena estos episodios.

 

Entonces, para resumir: Si tu Angelito tiene terrores nocturnos, NO TENGAS MIEDO! No le pasará nada, no se acordará de nada y lo mejor que puedes hacer es esperar con tranquilidad a que pase el episodio y una vez terminado permitirle volverse a dormir. Suele ser fácil que se queden dormidos una vez que acabaron, a menos que nosotros los despertemos más con preguntas y ansiedades personales y le transmitamos NUESTROS nervios por haberlo presenciado! Finalmente recuerda que puedes ayudar con HORARIOS APROPIADOS DE SUEÑO para tu bebé… el cansancio es el PEOR ENEMIGO DE SUS NOCHES Y SIESTAS!

FUENTE: SOLVE YOUR CHILD´S SLEEP PROBLEMS – RICHARD FERBER, M.D.

Agregue un comentario