CUANDO APRENDEN NUEVAS HABILIDADES Y EL SUEÑO SE VE AFECTADO

 

En el primer año de vida sobretodo, pero en los siguientes años también, nuestros Angelitos pasarán por un proceso vertiginoso de cambios que se suceden unos tras otros, desarrollando y creciendo día a día y semana a semana. Algunos cambios son más notorios, sin embargo, y ponen a nuestros bebés en modo A PRACTICARRRRR y claro, ellos en su infinito egoismo y sin pensar en nosotras sus abnegadas madres que esperamos con ansias las noches y las siestas para avanzar nuestras cosas (y por “nuestras cosas” me refiero a nuestra chamba, nuestro vino, nuestro Netflix, etc jejeje) deciden practicar justo en los momentos en que deberían estar durmiendo.

 

Es de terror.com. No obstante, mi querida Angelita, quiero que sepas que todos estos “retrocesos – desarrollos” son PASAJEROS! Que si tu bebé venía durmiendo bien, largo y de corrido y haciendo siestas hermosas, una vez que se le pase la novedad de la nueva habilidad TODO VA A VOLVER A LA NORMALIDAD… a menos que nosotras en nuestra desesperación la “freguemos” como decimos acá en Perú por no decir la “c…guemos.”

 

Cómo podemos volver este momento pasajero de práctica y sueño interrumpido en un momento de sueño interrumpido que dure para siempre? Pues creyendo que nuestro bebé se está despertando por cualquier otro motivo que no sea simplemente, que está practicando su nueva habilidad. Qué solemos pensar las mamis desesperadas cuando el sueño de nuestro bebé se ve interrumpido sin motivo aparente?

 

  • Si es en la noche solemos pensar que nuestro bebé tiene hambre y ofrecemos leche para que vuelva a dormir, a pesar de que ya no estaba tomando esa leche a esa hora. Nuestro bebé, por supuesto, la acepta feliz, se adormece por el relajamiento de succionar y se duerme. Pensamos que teníamos razón. Lamentablemente nuestro bebé en ese momento, empieza a entender que “oh maravilla! Todavía puede venir mamá en las noches a darme leches cuando despierto… Yo pensé que eso ya había pasado de moda. Pero no! Así que lo volveré a intentar mañana o más tarde!
    • SOLUCION: Déjala practicar y no intervengas. Decide qué hacer si empieza a llorar y se consistente en tus respuestas sin agregar “malos” hábitos que luego no sean sostenibles por tu Angelito en el tiempo. Puedes entrar a chequear por intervalos, o sentarte cerca y acompañar sin estorbar ni intervenir mucho hasta que se duerma. Aléjate más y más de la cuna cada noche.

 

  • Si en vez de despertar a las 6:30 am como solía hacer, ahora se está levantando a las 5:30 a practicar pero tú piensas que es porque ya no tiene sueño es posible que empieces a intentar cambiar o mover sus horarios (esos que te tomó tanto tiempo descifrar). Comunmente, las mamis pensamos que si nuestro bebé despierta temprano es porque debe acostarse más tarde. Craso error por muchos motivos (puedes leer más al respecto ACA) PERO EN ESTE CASO EN PARTICULAR el motivo del despertar no es de horario sino… que está practicando su nueva habilidad. Pero si tu empiezas a acostarla más tarde, el cansancio se empezará a acumular pues no sólo perderá minutos u horas de sueño al inicio de la noche, sino que seguirá despertando temprano para seguir practicando y luego de unos días, cuando la práctica termine el cansancio se habrá acumulado lo suficiente para despertarlo temprano YA NO POR PRACTICAR SINO POR SOBREGIRADO. Recontra plop. Esto está para hacer un doctorado!
    • SOLUCION: No lo saques de la cuna antes de las 6am por lo menos y cuando lo saques haz fiesta y empieza activamente el día para que no aprenda a que entras a sacarlo y te lo llevas a tratar de que siga durmiendo a tu cuarto. No lo saques de la cuna hasta POR LO MENOS LAS 6 AM para que su cuerpo no se acostumbre a despertar tan temprano, mantenlo en su cuna y a oscuras para no fomentar la despertada de madrugada.

 

  • Si comienza a luchar siestas o despierta despues de media hora y en vez de contrinuar durmiendo como lo solía hacer empieza a practicar y ya no duerme quizás pienses que ya no tiene sueño. Esto podría llevarte a su vez a pensar que ya no necesita esa siesta o que lo debes acostar más tarde para que la haga más larga. Como decía más arriba: NO LE CAMBIES EL HORARIO si el motivo del despertar o si sospechas que lo que sucede es que está en medio de un aprendizaje. No es un tema de horarios. Es un tema de practicar hasta aburrirse.
    • SOLUCION: Darle su hora completa en la cuna, aunque duerma solo media hora lo dejas media hora más ahí intentando volverse a dormir o si desea, practicando. Ya se acostumbrará a su nueva habilidad y se le pasará la novedad. Sin embargo si el alucina que a penas despierta a los 30 minutos vas a venir a sacarlo y se acostumbra a esperar esto, cuando se le pase la novedad del aprendizaje igual seguirá luchando por seguir despierto pues esperará que vayas por él y se esfumarán las siestas maravillosas y largas que tanto bien le hacen.

 

  • BONUS: Tampoco son los dientes. Queremos culpar a los supuestos dientes de TODOS LOS PROBLEMAS DE SUEÑO DE NUESTROS ANGELITOS y la verdad es que son culpables de MUY POCAS de las malas noches y siestas de nuestros bebés. Ya escribiré un post más largo al respecto.

 

Por otro lado también ocurre que cuando están aprendiendo algo nuevo, aprendan LA MITAD y luego no pueden volver a su estado normal! Por ejemplo, aprenden a voltearse boca abajo PERO se incomodan y no pueden regresar a su posición original boca arriba. Entonces lloran pidiendo ayuda. O aprenden a sentarse pero luego no saben cómo volverse a echar para seguir durmiendo. O a pararse agarrados de los barrotes de la cuna, pero no saben volverse a echar! Es muy dulce y divertido pero también irrumpe en el sueño de nuestros Angelitos.

 

Mi consejo en estos casos? Dale tiempo. Confía en él. Dale espacio para que lo haga sin ayuda. Unos minutos por lo menos y luego entras y lo volteas o lo echas. Sin embargo, cada vez dale MAS Y MAS tiempo para hacerlo sin tu ayuda pues… adivinaste! Nuestros Angelitos son muy inteligentes y detectan patrones al toque! Entonces si se dan cuenta que entramos cuando lloran cierta cantidad de tiempo luego aprenderán a seguir llorando para que vayas a ayudar aunque ya no necesiten ayuda! Entonces, no entres al toque ni a cada rato. Dale cada vez más tiempo solo ahí para que lo logre. Nuevamente te digo: CONFIA EN TU ANGELITO. El puede y va a aprender pero sólo si le das la oportunidad de hacerlo. Mientras tanto, no le enseñes “sin querer queriendo” a esperar que vayas cada vez que te llama en la noche pues fomentarás más despertares nocturnos y siestas cortas en el mediano y largo plazo. Ah! También permítele practicar durante el día cuando está despierto.

 

Espero que este LARGO post te haya servido! El sueño de nuestros Angelitos es algo complicado y debemos siempre estar atentas y seguir adaptándonos a sus cambios y desarrollos. Es muy bueno que estés acá informándote pues así los cambios no te tomarán por sorpresa y con esta información a la mano podrás navegar mucho mejor y más confiada los primeros años de sueño de tu bebé!

 

Lee también acerca de las crisis de los primeros años de nuestros Angelitos: La Crisis o Regresión de los 4 Meses y La Crisis de Separación a los 8 Meses.

 

Si tu bebé no duerme bien ni cuando aprende alguna habilidad nueva ni cuando no está aprendiendo nada, es momento de enseñarle a dormir! Yo te puedo ayudar en este camino, revisa acá el paquete A DORMIR POR FIN para bebés a partir de los 4 meses de edad! Para recién nacidos revisa los paquetes RECIEN NACIDOS GO y PREMIUM!

 

Agregue un comentario